lunes, 12 de enero de 2009

Masoquismo

El dia de ayer mientras viajaba en un autobús con destino a Querétaro, me disponía a escuchar de nuevo, el disco ONE de Nightwish, encendí el Iphone e inició la música, en el sonido del autobús, música instrumntal pretendía calmar los ánimos de los pasajeros...

Sobra mencionar el mi compañero de asiento me robó mi lugar y tomó la ventanilla, pero como estaba mal encarado, preferí no decir nada, aunque me encanta ir viendo el paisaje de la carretera.

Cerré los ojos un momento y el movimiento lento del autobús y las notas de Higer than hope, me hicieron perder noción unos momentos. Al despertar vi la escena de una película donde Tom Hanks era interrogado, él la miraba fijamente sin disimular su gusto por ella. La chica es sacada a bailar por un personaje sumamente alcoholizado y al quererse aprovechar, ella lo avienta y huye, corre tras ella y para obligarla, cuando sale alguien a defenderla, sin éxito claro, hasta que aparece de nuevo Hanks y de un tremendo bastonazo derrumba al aprovechado.

EN ese moemnto sabemos que quien salió al rescate por primera vez, es el pretendiente de la chica, un buen hombre con un futuro prometedor, quien la cuida y la protege, se ocupa y preocupa por ella, alquien que le puede ofrecer un hogar, comodidades y un futuro “seguro”.

Pero entonces Hanks, con lasmiradas le ha robado el corazón a la chica, y ella no puede dejar de pensar en él, iniciando la historia contada n cantidad de veces, la chica se enamora del quien no le puede ofrecer un futuro seguro, pero que le hace vibrar con cada mirada, con cada mirada y que al primer beso simplemente se adueña de su corazón. Y entonces qué pasa, la familia se enoja la tratan de alejar, la regañan le rfeclaman por desperdiciar su vida al lado de un hombre que no podrá estar con ella todo el tiempo, por que es un soldado que no tiene residencia y aparte le lleva algunos años. La desición final de la chica es no casarse con el buen hombre, oponerse a su familia, a la sociedad judía y sus costumbres y hacer una promesa de esperarlo para toda la vida.

Yo sé que es la típica historia mil y un veces contada, pero a nadie le ha pasado, ¿acaso nadie ha sido apabullado por una mirada y dudado de un noviazgo, compromiso o matrimonio?, pues si alguien me dice que no, no le creo, dejen informarles, por que pasa yo sé que pasa, lo sé.

Pero entonces qué pasa, tenemos ese espíritu masoquista, de siempre elegir el amor tortuoso, imposible y difícil, Shakerpare, no metió en el subconciente que lo más tomántico es lo más trágico, que el lucar por ese amor lleno de impedimento es lo más rico en la vida. No lo sé, lo que tengo seguro es esa tendencia por jugar a los heroines de la historia de amor imposible y muchas veces incluso a tomar la decisión de las gatas de elegir eal perdedor de ruidosa y tremenda batalla.

En esos momentos, ¿qué pasará por la cabeza de la persona dispuesta a arriesgar la estabilidad, por un amor que no se sabe si tendrá futuro?, ¿será a caso esa adicción por la adrenalina, por el gusto de sentirse de nuevo halagada y objetivo de una conquista?, no lo podría decir y mucho menos asegurar, el punto es que casi siempre optamos por lo difícil y en lo personal no creo que sea sólo por vencer un reto, sino hay algo más, algo que en cada circunstancia nos hace dudar y romeper ese momento de “estabilidad emocional”.

Esa historia de amor imposible, será contada más veces, miles más, con versiones, personajes, épocas y situaciones diferentes, pero seguirá ocurriendo, casi lo podría asegurar.

3 comentarios:

Carlos Adrián Morales dijo...

Está genial tu relato Laura, no sé por qué, pero así pasa.

También me pasó hace tiempo con una persona, quice engancharme y luchar de manera implícita con tal de que se quedara conmigo, pero no se dió más la oportunidad.

Sufres un momento y en eso, llega alguien que te ofrece y te da el cielo y parte del infierno delicioso, te lo entrega todo, pero como ya lo tienes, tú vas e intentas jugar ese papel con otra persona.

Ojalá y algún día toque que ambas partes luchen por conquistarse nuevamente, con ese toque de masoquismo.

Joel Morales dijo...

Somos claro ejemplo de esta historia, que es sacada de la vida real, al principio es lo mismo con cada "nueva" conquista o relación, pero al pasar los días y cobrar estabilidad pasa siempre lo mismo. Muchas veces es jugarse el "todo pot el todo" al estabilizar una relación, porque puede pasar lo que cuentas.

Uno puede jugar a los dos papeles, puede ser el conquistador y pasarla bien un rato, o puede ser quien de estabilidad a la pareja, lamentablemente, cuando sale el espiritu masoquista de la mujer, o del hombre porque no, siempre termina en trajedia. Buscamos lo que nos cause dolor, sufrimiento, claramente podemos contarlo nosotros; como dice Carlos Adrián, sufres en ese momento, pero también debes de tener la visión de detectar cuando llega la persona que te da el cielo y parte del infierno, en ese momento, si ambos brindan las dos partes (cielo e infierno), es cuando puedes decir "he encontrado mi pareja" y ambos luchan para estar juntos, pero los dos, si uno no lucha, regresamos a esta historia.

Vamos pues contando nuestra historia, de la cual tenemos experiencia, para que se pueda agregar a las mil y una historias contadas de este tipo, y que también sirva de ejemplo, de que por más estabilidad que puedas brindar y quieras cambiar estas historias, en un 80% van a terminar así.

ALINA dijo...

Ohhh...En efecto, a muchos nos gusta el masoquismo, pero a muchos otros nos gusta más la estabilidad. Si bien queremos sentir emociones en la vida, creo que estas deben estar sujetas a cosas tangibles o seguras...En fin, no tengo una historia que agregar a las mil y una, pero se que las hay, y las seguirá habiendo...